Los Rangers celebraron a lo grande el mes de la Herencia Hispana

El Globe Life Field tuvo un fuerte sabor hispano durante la serie de tres juegos entre los Texas Rangers y los Cleveland Guardians en la celebración del Mes de la Herencia Hispana del equipo de Arlington que festejó a lo grande en septiembre.

Las festividades comenzaron el viernes con la Noche de la Herencia Mexicana que contó con bailarines folclóricos y música de mariachi antes y durante el juego.

Para mí, un mexicoamericano, fue buenísimo estar allí y apreciar el ambiente. Fui de los primeros 15,000 fanáticos en cruzar las puertas para recibir una camiseta de “Herencia Mexicana” con TEJAS en el frente y el número 50 en la espalda para conmemorar el 50 aniversario de los Rangers.

El himno nacional fue interpretado esa noche por Norma Valles, originaria de Dallas, quien llegó portando un traje charro y regresó en la séptima entrada para cantar God Bless America.

El lanzamiento antes del juego del viernes lo hizo Carlos Santos, un actor mejor conocido por su papel de Chris Morales en la serie de Netflix, Gentefied.

El sábado, el Mariachi de los Rangers tocó para los admiradores afuera de la entrada norte del estadio, cerca de Texas Life antes del juego. Durante el partido se les pudo escuchar al final de varias entradas en la explanada del jardín central del estadio, para gran deleite de los 34,862 que asistieron. El boxeador originario de Grand Prairie Vergil Ortiz Jr hizo el lanzamiento simbólico antes del inicio de las acciones.

“Fue algo realmente bonito”, dijo Ruth Sauceda, quien viajó desde Monterrey, Mexico. “Fue impresionante, algo que siempre recordaré con enorme cariño".

Los ejecutivos de los Rangers creen que los jugadores hispanos siempre van a ser parte del deporte y quieren que su base de fanáticos también lo sea”.

“Para nosotros es importante crear una atmósfera de apoyo para nuestra base de fanáticos hispanos y honrar su herencia”, dijo José García, el coordinador multicultural de los Rangers. “Los hispanos representan el 42% de la población de DFW y el poner la cultura hispana en un pedestal y honrarla sirve para que los aficionados la vivan aquí en el parque de pelota”, añadió.

Con el paso de los años el pasatiempo nacional de Estados Unidos ha desarrollado un fuerte sabor latino. Se ha convertido en una tendencia común alrededor de los parques de las Grandes Ligas al tiempo que el número de jugadores latinos ha aumentado dramáticamente en las dos décadas pasadas.

Se estima que unos 2,000 jugadores de ascendencia hispana han formado parte de una nómina de Grandes Ligas y este año, representan casi el 30 por ciento de las plantillas de los equipos.

Para el Día Inaugural de la temporada 2022 la mayoría de los clubes tenía al menos un jugador hispano en su lista de inicialistas. En el juego del viernes entre Rangers y Guardians había seis latinos entre los jugadores inicialistas.

Cuando visité la cabina de transmisión para hablar con Eleno Ornelas, quien ha sido la voz en español de los Rangers durante más de dos décadas, habló sobre el impacto que han tenido los jugadores hispanos en el béisbol.

“Un gran número de los mejores jugadores del juego son hispanos”, dijo. “Así lo demuestran más de una docena de los que están en el Salón de la Fama del Béisbol”, agregó.

Entre los consagrados en Cooperstown se encuentra el gran Iván “Pudge” Rodríguez de los Rangers. En 2024, cuando sea elegible para el Salón de la Fama, el ex guardabosques Adrián Beltré, otro destacado hispano, podría formar parte del grupo élite.

Mientras hablábamos, Ornelas y yo vimos el monitor de televisión en la cabina y, como si fuera una señal, el gran bateador de los St. Louis Cardinals, Albert Pujols, conectó el jonrón 700 de su carrera y se convirtió en el cuarto en alcanzar la marca de los 700 jonrones detrás de Barry Bonds, Hank Aaron y Babe Ruth.

Ornelas me miró y dijo: "Necesito decir más".

Otro jugador hispano y ex guardabosques Alex Rodríguez estuvo a cuatro jonrones de alcanzar el hito. Tuvo 696 jonrones en su carrera.

“El béisbol sin jugadores latinos no sería béisbol. Sería otra cosa”, dijo Sandra Velázquez, una escritora y cronista deportiva radicada en Dallas. “Algunos de los jugadores más coloridos y divertidos de ver son los jugadores latinos.

Todo lo que uno tiene que hacer es ver jugar al favorito de los fanáticos de los Rangers, Adolis García. Ciertamente es divertido verlo”, dijo.

El gerente interino de los Rangers, Tony Beasley, dijo que el impacto y las contribuciones de los jugadores hispanos han sido “tremendos. Su pasión y amor por el juego de béisbol no tiene paralelo”.

Como parte de los eventos de la Herencia Hispana, la Fundación de Béisbol de los Texas Rangers recibió a destacados líderes hispanos en toda la comunidad del norte de Texas. Algunos invitados notables incluyeron a Al Zapata, presidente y director ejecutivo de la Cámara de Comercio de EE. UU./México; Anette Landeros, presidenta y directora ejecutiva de la Cámara de Comercio Hispana de Fort Worth; y Jean Claude Tissot, presidente y director ejecutivo de Coca-Cola Southwest Beverages.

Además, durante las ceremonias previas al juego del sábado, los jugadores de los Texas Rangers Adolis García, Martín Pérez, Leody Taveras, José Leclerc, Jonathan Hernández, Jesús Tinoco y Dennis Santana participaron en una ceremonia de la bandera de la Herencia Hispana para reconocer a sus países de origen.

“Para mí fue muy emotivo representar a mi país”, dijo García, quien desertó de Cuba años antes para jugar béisbol en los Estados Unidos.

“Esta es la primera vez que participo en una ceremonia como esta y fue muy conmovedor”, dijo el lanzador Dennis Santana de la República Dominicana. Lo acompañaron detrás de la bandera de su país sus compatriotas Taveras, Leclerc y Hernández.

Todos los jugadores expresaron su agradecimiento a los Rangers por el reconocimiento que les otorgaron. “Fue especial”, dijo Pérez, de Venezuela.

Junto a los jugadores en la ceremonia estuvieron el miembro del Salón de la Fama de los Texas Rangers Iván Rodríguez, el entrenador de fuerza y acondicionamiento José Vázquez, el entrenador asistente de fuerza y acondicionamiento Al Sandoval, el masajista Raúl Cárdenas, los locutores de radio en español Ornelas y José Guzmán, y los asistentes del “clubhouse” Fernando Montoya y Héctor Rosales.

A lo largo de la temporada, los Rangers celebraron la cultura y la comunidad hispana a través de iniciativas como la serie de eventos Viva Tejas, presentada por Viva First, y la formación de la banda oficial Mariachi de los Texas Rangers.

Viva Tejas, que se llevó a cabo un sábado al mes en Globe Life Field North Plaza, destacó las tradiciones hispanas a través de camiones de comida, música en vivo, activaciones de socios, vendedores hispanos y más.

El único inconveniente para las festividades del fin de semana hispano fue que los Rangers perdieron los tres juegos ante los Guardianes, quienes, dicho sea de paso, tienen más jugadores hispanos en su lista que los Rangers.

Ozzie Garza ha cubierto a los Rangers por más de 20 años. Es colaborador frecuente del Fort Worth Weekly y esta columna fue traducida al español para HOY Dallas.

Las festividades comenzaron el viernes con la Noche de la Herencia Mexicana que contó con bailarines folclóricos y música de mariachi antes y durante el juego.

Para mí, un mexicoamericano, fue buenísimo estar allí y apreciar el ambiente. Fui de los primeros 15,000 fanáticos en cruzar las puertas para recibir una camiseta de “Herencia Mexicana” con TEJAS en el frente y el número 50 en la espalda para conmemorar el 50 aniversario de los Rangers.

El himno nacional fue interpretado esa noche por Norma Valles, originaria de Dallas, quien llegó portando un traje charro y regresó en la séptima entrada para cantar God Bless America.

El lanzamiento antes del juego del viernes lo hizo Carlos Santos, un actor mejor conocido por su papel de Chris Morales en la serie de Netflix, Gentefied.

El sábado, el Mariachi de los Rangers tocó para los admiradores afuera de la entrada norte del estadio, cerca de Texas Life antes del juego. Durante el partido se les pudo escuchar al final de varias entradas en la explanada del jardín central del estadio, para gran deleite de los 34,862 que asistieron. El boxeador originario de Grand Prairie Vergil Ortiz Jr hizo el lanzamiento simbólico antes del inicio de las acciones.

“Fue algo realmente bonito”, dijo Ruth Sauceda, quien viajó desde Monterrey, Mexico. “Fue impresionante, algo que siempre recordaré con enorme cariño".

Los ejecutivos de los Rangers creen que los jugadores hispanos siempre van a ser parte del deporte y quieren que su base de fanáticos también lo sea”.

“Para nosotros es importante crear una atmósfera de apoyo para nuestra base de fanáticos hispanos y honrar su herencia”, dijo José García, el coordinador multicultural de los Rangers. “Los hispanos representan el 42% de la población de DFW y el poner la cultura hispana en un pedestal y honrarla sirve para que los aficionados la vivan aquí en el parque de pelota”, añadió.

Con el paso de los años el pasatiempo nacional de Estados Unidos ha desarrollado un fuerte sabor latino. Se ha convertido en una tendencia común alrededor de los parques de las Grandes Ligas al tiempo que el número de jugadores latinos ha aumentado dramáticamente en las dos décadas pasadas.

Se estima que unos 2,000 jugadores de ascendencia hispana han formado parte de una nómina de Grandes Ligas y este año, representan casi el 30 por ciento de las plantillas de los equipos.

Para el Día Inaugural de la temporada 2022 la mayoría de los clubes tenía al menos un jugador hispano en su lista de inicialistas. En el juego del viernes entre Rangers y Guardians había seis latinos entre los jugadores inicialistas.

Cuando visité la cabina de transmisión para hablar con Eleno Ornelas, quien ha sido la voz en español de los Rangers durante más de dos décadas, habló sobre el impacto que han tenido los jugadores hispanos en el béisbol.

“Un gran número de los mejores jugadores del juego son hispanos”, dijo. “Así lo demuestran más de una docena de los que están en el Salón de la Fama del Béisbol”, agregó.

Entre los consagrados en Cooperstown se encuentra el gran Iván “Pudge” Rodríguez de los Rangers. En 2024, cuando sea elegible para el Salón de la Fama, el ex guardabosques Adrián Beltré, otro destacado hispano, podría formar parte del grupo élite.

Mientras hablábamos, Ornelas y yo vimos el monitor de televisión en la cabina y, como si fuera una señal, el gran bateador de los St. Louis Cardinals, Albert Pujols, conectó el jonrón 700 de su carrera y se convirtió en el cuarto en alcanzar la marca de los 700 jonrones detrás de Barry Bonds, Hank Aaron y Babe Ruth.

Ornelas me miró y dijo: "Necesito decir más".

Otro jugador hispano y ex guardabosques Alex Rodríguez estuvo a cuatro jonrones de alcanzar el hito. Tuvo 696 jonrones en su carrera.

“El béisbol sin jugadores latinos no sería béisbol. Sería otra cosa”, dijo Sandra Velázquez, una escritora y cronista deportiva radicada en Dallas. “Algunos de los jugadores más coloridos y divertidos de ver son los jugadores latinos.

Todo lo que uno tiene que hacer es ver jugar al favorito de los fanáticos de los Rangers, Adolis García. Ciertamente es divertido verlo”, dijo.

El gerente interino de los Rangers, Tony Beasley, dijo que el impacto y las contribuciones de los jugadores hispanos han sido “tremendos. Su pasión y amor por el juego de béisbol no tiene paralelo”.

Como parte de los eventos de la Herencia Hispana, la Fundación de Béisbol de los Texas Rangers recibió a destacados líderes hispanos en toda la comunidad del norte de Texas. Algunos invitados notables incluyeron a Al Zapata, presidente y director ejecutivo de la Cámara de Comercio de EE. UU./México; Anette Landeros, presidenta y directora ejecutiva de la Cámara de Comercio Hispana de Fort Worth; y Jean Claude Tissot, presidente y director ejecutivo de Coca-Cola Southwest Beverages.

Además, durante las ceremonias previas al juego del sábado, los jugadores de los Texas Rangers Adolis García, Martín Pérez, Leody Taveras, José Leclerc, Jonathan Hernández, Jesús Tinoco y Dennis Santana participaron en una ceremonia de la bandera de la Herencia Hispana para reconocer a sus países de origen.

“Para mí fue muy emotivo representar a mi país”, dijo García, quien desertó de Cuba años antes para jugar béisbol en los Estados Unidos.

“Esta es la primera vez que participo en una ceremonia como esta y fue muy conmovedor”, dijo el lanzador Dennis Santana de la República Dominicana. Lo acompañaron detrás de la bandera de su país sus compatriotas Taveras, Leclerc y Hernández.

Todos los jugadores expresaron su agradecimiento a los Rangers por el reconocimiento que les otorgaron. “Fue especial”, dijo Pérez, de Venezuela.

Junto a los jugadores en la ceremonia estuvieron el miembro del Salón de la Fama de los Texas Rangers Iván Rodríguez, el entrenador de fuerza y acondicionamiento José Vázquez, el entrenador asistente de fuerza y acondicionamiento Al Sandoval, el masajista Raúl Cárdenas, los locutores de radio en español Ornelas y José Guzmán, y los asistentes del “clubhouse” Fernando Montoya y Héctor Rosales.

A lo largo de la temporada, los Rangers celebraron la cultura y la comunidad hispana a través de iniciativas como la serie de eventos Viva Tejas, presentada por Viva First, y la formación de la banda oficial Mariachi de los Texas Rangers.

Viva Tejas, que se llevó a cabo un sábado al mes en Globe Life Field North Plaza, destacó las tradiciones hispanas a través de camiones de comida, música en vivo, activaciones de socios, vendedores hispanos y más.

El único inconveniente para las festividades del fin de semana hispano fue que los Rangers perdieron los tres juegos ante los Guardianes, quienes, dicho sea de paso, tienen más jugadores hispanos en su lista que los Rangers.

Ozzie Garza ha cubierto a los Rangers por más de 20 años. Es colaborador frecuente del Fort Worth Weekly y esta columna fue traducida al español para HOY Dallas.