Fijan fecha del juicio contra la única acusada en relación al asesinato de Vanessa Guillén

Fijan fecha del juicio contra la única acusada en relación al asesinato de Vanessa Guillén

Fotos de Vanessa Guillén y Cecily Aguilar/Cortesía

DALLAS -- Tras la celebración de una audiencia en una corte de Waco, Texas, un magistrado federal fijó la fecha para la selección del jurado y el comienzo del juicio contra la única persona acusada en relación con el brutal asesinato de la soldado hispana Vanessa Guillén, ocurrido en abril de 2020.

Será el 23 de enero de 2023 cuando den inicio los procedimientos para juzgar a Cecily Ann Aguilar, sospechosa de haber sido cómplice de Aaron Robinson, el presunto asesino de Guillén, quien tenía 20 años cuando desapareció en el interior de la base militar de Fort Hood, en Killeen, Texas.

Aguilar presuntamente ayudó a Robinson a intentar deshacerse de los restos de Guillén, quien fue asesinada, de acuerdo a reportes oficiales, en el cuarto de armas de Fort Hood, a martillazos y después su cuerpo fue trasladado a la orilla de un río, no muy lejos de la base. Ambos sospechosos desmembraron su cuerpo  y lo quemaron, de acuerdo a las autoridades.

Robinson se quitó la vida cuando se vio acorralado por la policía a tempranas horas del 1 de julio de 2020 y Aguilar es la única que tendrá que responder ante la justicia, aunque varias veces intentó que le anularan los cargos y su confesión respecto al caso.

"Voy a testificar", anunció Mayra Guillén, la hermana mayor de Vanessa, quien se ha convertido en una activista desde la dolorosa muerte de la joven militar de raíces mexicanas. "Me mata cada vez que tengo que verla cara a cara".

El 15 de agosto se cumplieron dos años del entierro de Guillén, quien fue honrada con un funeral público en su natal Houston.

"Hace dos años pudimos finalmente dejar descansar tu cuerpo en paz eterna. He peleado cada día por todo lo que injustamente te hicieron... tienes que regresar a casa una última vez. Corre tu vuelta una última vez. Te extrañamos mucho hermana", afirmó en su espacio en Twitter Mayra Guillén, enmarcando la ocasión.

La familia Guillén, también esta semana interpuso una demanda -histórica- contra el Ejército de Estados Unidos, al que responsabiliza del asesinato de Vanessa y le exige una suma de $35 millones de dólares por daños y perjuicios.

Será el 23 de enero de 2023 cuando den inicio los procedimientos para juzgar a Cecily Ann Aguilar, sospechosa de haber sido cómplice de Aaron Robinson, el presunto asesino de Guillén, quien tenía 20 años cuando desapareció en el interior de la base militar de Fort Hood, en Killeen, Texas.

Aguilar presuntamente ayudó a Robinson a intentar deshacerse de los restos de Guillén, quien fue asesinada, de acuerdo a reportes oficiales, en el cuarto de armas de Fort Hood, a martillazos y después su cuerpo fue trasladado a la orilla de un río, no muy lejos de la base. Ambos sospechosos desmembraron su cuerpo  y lo quemaron, de acuerdo a las autoridades.

Robinson se quitó la vida cuando se vio acorralado por la policía a tempranas horas del 1 de julio de 2020 y Aguilar es la única que tendrá que responder ante la justicia, aunque varias veces intentó que le anularan los cargos y su confesión respecto al caso.

"Voy a testificar", anunció Mayra Guillén, la hermana mayor de Vanessa, quien se ha convertido en una activista desde la dolorosa muerte de la joven militar de raíces mexicanas. "Me mata cada vez que tengo que verla cara a cara".

El 15 de agosto se cumplieron dos años del entierro de Guillén, quien fue honrada con un funeral público en su natal Houston.

"Hace dos años pudimos finalmente dejar descansar tu cuerpo en paz eterna. He peleado cada día por todo lo que injustamente te hicieron... tienes que regresar a casa una última vez. Corre tu vuelta una última vez. Te extrañamos mucho hermana", afirmó en su espacio en Twitter Mayra Guillén, enmarcando la ocasión.

La familia Guillén, también esta semana interpuso una demanda -histórica- contra el Ejército de Estados Unidos, al que responsabiliza del asesinato de Vanessa y le exige una suma de $35 millones de dólares por daños y perjuicios.