Juez federal: Es cruel el plazo arbitrario del 5 de octubre para renovar DACA

A pesar de las fuertes opiniones de un juez federal al respecto, el gobierno de Trump sigue firme en su decisión no extender el plazo del 5 de octubre para que los beneficiarios de DACA soliciten la renovación sus permisos de trabajo.

El martes, durante una audiencia en la corte federal de Brooklyn, Nueva York, el juez de distrito Nicholas Garaufis, declaró ante los abogados del Departamento de Justicia: “Esta es una democracia, esta gente ha prosperado en Estados Unidos y no se puede ir a la corte y adoptar una postura que es tan desalmada… Para mí es francamente inaceptable, como ser humano y como estadounidense. Me alegro de haber nacido en Paterson, Nueva Jersey, y no en la Ciudad de México”.

Así expresó Garaufis su frustración por el continuo apoyo del gobierno al arbitrario plazo del 5 de octubre para renovar DACA, el cual afecta a más de una cuarta parte de los beneficiarios.

“La fecha del 5 de octubre es un nuevo y arbitrario plazo que afecta a más de 150,000 beneficiarios de DACA, cuya protección expira entre septiembre de 2017 y marzo de 2018. Además, unos 160,000 de ellos viven en los estados de Florida y Texas, que recientemente sufrieron el embate de los huracanes”, hizo notar America's Voice en un comunicado esta semana.

Durante otra audiencia el 14 de septiembre, el juez Garaufis dio razones explícitas en el sentido de que el plazo del 5 de octubre debería ser ampliado: “Tendría mucho sentido desde varios puntos de ventaja ampliar esa fecha límite… No hay daño alguno, desde el punto de vista de esta corte, en permitir que el proceso legislativo avance y extienda el plazo”.

A pesar de esas importantes apreciaciones del juez Garaufis, el Departamento de Justicia del gobierno de Trump está manteniendo su apoyo al arbitrario plazo del 5 de octubre. Mientras tanto, el alcance y el enfoque de esta demanda colectiva ante el juez Garaufis significa que a pesar de su frustración y de su exacta evaluación en relación con el plazo, un fallo judicial que amplíe la fecha límite de octubre puede no emanar de su magistratura.

“Sin acción inmediata para apoyar a quienes solicitan la renovación o una reconsideración de, al menos, el plazo del 5 de octubre, decenas de miles de Dreamers serán regresados a las sombras y potencialmente expuestos a la deportación en cuestión de semanas. Si no saben de la nueva fecha límite o no pueden reunir los fondos, e incluso si se equivocan en la solicitud, estarán en problemas”, advirtió el grupo proinmigrante.

"El DHS debe ampliar el plazo para la renovación de DACA hasta, al menos, el 5 de enero de 2018 y por supuesto que, además de extender el plazo, aún necesitamos que el Congreso actúe en función de una solución legislativa. El Dream Act tiene apoyo bipartidista en ambas cámaras, es tema de una nueva petición de descargo y sería aprobado si pasa al pleno", insistió America's Voice.

El martes, durante una audiencia en la corte federal de Brooklyn, Nueva York, el juez de distrito Nicholas Garaufis, declaró ante los abogados del Departamento de Justicia: “Esta es una democracia, esta gente ha prosperado en Estados Unidos y no se puede ir a la corte y adoptar una postura que es tan desalmada… Para mí es francamente inaceptable, como ser humano y como estadounidense. Me alegro de haber nacido en Paterson, Nueva Jersey, y no en la Ciudad de México”.

Así expresó Garaufis su frustración por el continuo apoyo del gobierno al arbitrario plazo del 5 de octubre para renovar DACA, el cual afecta a más de una cuarta parte de los beneficiarios.

“La fecha del 5 de octubre es un nuevo y arbitrario plazo que afecta a más de 150,000 beneficiarios de DACA, cuya protección expira entre septiembre de 2017 y marzo de 2018. Además, unos 160,000 de ellos viven en los estados de Florida y Texas, que recientemente sufrieron el embate de los huracanes”, hizo notar America's Voice en un comunicado esta semana.

Durante otra audiencia el 14 de septiembre, el juez Garaufis dio razones explícitas en el sentido de que el plazo del 5 de octubre debería ser ampliado: “Tendría mucho sentido desde varios puntos de ventaja ampliar esa fecha límite… No hay daño alguno, desde el punto de vista de esta corte, en permitir que el proceso legislativo avance y extienda el plazo”.

A pesar de esas importantes apreciaciones del juez Garaufis, el Departamento de Justicia del gobierno de Trump está manteniendo su apoyo al arbitrario plazo del 5 de octubre. Mientras tanto, el alcance y el enfoque de esta demanda colectiva ante el juez Garaufis significa que a pesar de su frustración y de su exacta evaluación en relación con el plazo, un fallo judicial que amplíe la fecha límite de octubre puede no emanar de su magistratura.

“Sin acción inmediata para apoyar a quienes solicitan la renovación o una reconsideración de, al menos, el plazo del 5 de octubre, decenas de miles de Dreamers serán regresados a las sombras y potencialmente expuestos a la deportación en cuestión de semanas. Si no saben de la nueva fecha límite o no pueden reunir los fondos, e incluso si se equivocan en la solicitud, estarán en problemas”, advirtió el grupo proinmigrante.

"El DHS debe ampliar el plazo para la renovación de DACA hasta, al menos, el 5 de enero de 2018 y por supuesto que, además de extender el plazo, aún necesitamos que el Congreso actúe en función de una solución legislativa. El Dream Act tiene apoyo bipartidista en ambas cámaras, es tema de una nueva petición de descargo y sería aprobado si pasa al pleno", insistió America's Voice.