La Reforma migratoria estuvo a un "tris" de ser aprobada antes del 11-S

DALLAS -- El expresidente mexicano Vicente Fox Quesada estima que Estados Unidos debe perder el miedo que ha mostrado desde los ataques terroristas del 11 de Septiembre y tener más información de cómo la migración es altamente benéfica para este país.

"Yo lo que no quisiera ver es que se le siga remendando o cortando con tijeras. Hay que perder el miedo que esta nación ha mostrado desde el 9-11", declaró Fox.

Las palabras del expresidente antecedieron el anuncio que el presidente de la Cámara de Representantes John Boehner hizo el miércoles, en el que descartó que la Reforma Migratoria sea negociada en el Congreso en este 2013.

Durante una visita en la que fungió como orador principal en un evento de gala de la Cámara de Comercio de Dallas, Fox aseguró además, que, cuando sea aprobada, "esa reforma va a beneficiar más a Estados Unidos que a México".

"Porque mucho se le debe a México y a los mexicanos el progreso comerical, por ejemplo, de Texas, sin quitarle a nadie de aquí", enfatizó.

A UN TRIS: El exmandatario mexicano recordó las negociaciones que sostuvo durante 2001 con su contraparte estadounidense, George W. Bush, en las que una reforma a las leyes de inmigración era casi inminente, pero los ataques terroristas en la ciudad de Nueva York la descarrilaron.

"Yo estuve aquí el 5 y 6 de septiembre de ese trágico año (2001). Estuve en una visita oficial, estuve en el Congreso, estuve con todos los grupos que estaban tramitando la reforma y estaba a punto de salir".

"Me atrevo a decir que si no hubiera habido ese 11 de septiembre esa reforma se hubiera hecho desde aquel año", recordó Fox.

"Es una lástima que hayamos perdido tanto tiempo todos, porque hoy pudiéramos tener una reforma migratoria que le hubiera dado un gran aliento al crecimiento de Estados Unidos y su economía".

"Yo lo que no quisiera ver es que se le siga remendando o cortando con tijeras. Hay que perder el miedo que esta nación ha mostrado desde el 9-11", declaró Fox.

Las palabras del expresidente antecedieron el anuncio que el presidente de la Cámara de Representantes John Boehner hizo el miércoles, en el que descartó que la Reforma Migratoria sea negociada en el Congreso en este 2013.

Durante una visita en la que fungió como orador principal en un evento de gala de la Cámara de Comercio de Dallas, Fox aseguró además, que, cuando sea aprobada, "esa reforma va a beneficiar más a Estados Unidos que a México".

"Porque mucho se le debe a México y a los mexicanos el progreso comerical, por ejemplo, de Texas, sin quitarle a nadie de aquí", enfatizó.

A UN TRIS: El exmandatario mexicano recordó las negociaciones que sostuvo durante 2001 con su contraparte estadounidense, George W. Bush, en las que una reforma a las leyes de inmigración era casi inminente, pero los ataques terroristas en la ciudad de Nueva York la descarrilaron.

"Yo estuve aquí el 5 y 6 de septiembre de ese trágico año (2001). Estuve en una visita oficial, estuve en el Congreso, estuve con todos los grupos que estaban tramitando la reforma y estaba a punto de salir".

"Me atrevo a decir que si no hubiera habido ese 11 de septiembre esa reforma se hubiera hecho desde aquel año", recordó Fox.

"Es una lástima que hayamos perdido tanto tiempo todos, porque hoy pudiéramos tener una reforma migratoria que le hubiera dado un gran aliento al crecimiento de Estados Unidos y su economía".