Opinión: Política del Senado republicano sobre fondos para DHS: Mensaje erróneo para los latinos

La semana pasada, los Demócratas del Senado se mantuvieron firmes frente a tres intentos de los Republicanos de vincular los fondos del Departamento de Seguridad Interna (DHS por sus siglas en inglés) con las acciones ejecutivas inmigratorias del Presidente Barack Obama. Afortunadamente en cada intento, el voto de procedimiento falló. Pero desafortunadamente, la lucha de los Republicanos para revocar las acciones ejecutivas del presidente aún no termina.

Mientras esperamos el siguiente paso de los Republicanos del Congreso, debemos señalar a quienes buscan revocar las medidas que mejorarán las vidas de millones de estadounidenses en vez de encontrar soluciones que beneficiarán a nuestra nación. Los latinos estamos observando a aquellos quienes están en contra de nuestra comunidad durante ésta lucha. Los latinos recordaremos a los Republicanos de la Cámara quienes fueron los primeros en aprobar éste proyecto de ley inaudito, al igual que a los Senadores Republicanos que continúan apoyando éste proyecto de ley y gastando dinero de los contribuyentes mientras argumentan su aprobación.

Sorpresivamente, dichos senadores representan a estados que cuentan con unas de las más grandes poblaciones latinas en el país, como Cory Gardner (CO), Mark Kirk (IL), Marco Rubio (FL), al igual que los senadores de Arizona y Texas.

Existe la posibilidad de que una cuarta ronda de votos se lleve a cabo esta semana, y a sólo tres semanas de que se venza el plazo para proveer de fondos al DHS para prevenir un cierre de la agencia de gobierno, parece que el partido Republicano le teme más a la posibilidad de que millones de latinos paguen impuestos y vivan fuera de las sombras que a proteger a nuestro país de enemigos que buscan hacernos daño. Es más, después de que concluyeron los últimos votos, Harry Reid, el líder de la minoría del Senado, dijo, “Parece que el Senado Republicano le teme más a los soñadores que a ISIL.”

El liderazgo Republicano de la Cámara y del Senado y los representantes y senadores Republicanos que votaron por este proyecto de ley han demostrado que no están al tanto de los electores. El suministro de fondos para el Departamento de Seguridad Interna se ha convertido en un tema político, pero nuestra seguridad nacional es demasiado importante para que se utilice para hacer declaraciones antiinmigrantes. La única manera de seguir adelante es si el Senado aprueba un proyecto de ley de fondos limpio y continua trabajando para encontrar soluciones bipartidistas y razonables en el tema de inmigración.

La voluntad del pueblo estadounidense es evidente, y la mayoría quiere que permanezcan las acciones ejecutivas del presidente Obama. Entonces ¿por qué se gastan tanto tiempo y dinero de los contribuyentes debatiendo los meritos de las acciones ejecutivas del presidente, las cuales permiten que millones de familias Latinas tengan acceso a la educación, la oportunidad de sobresalir y la habilidad de pagar su porción de impuestos?

Los estadounidenses estamos cansados de los miembros radicales del Congreso quienes se aferran a la reforma inmigratoria como un tema político, y los latinos estamos cansados de ser utilizados como piezas en un juego político que tiene el potencial de poner a nuestra nación en peligro. La única manera de salir de este caos y regresar a la tarea de administrar nuestro país es si se aprueba un proyecto de ley de fondos limpio durante los siguientes veinte días.

Cristóbal J. Alex, es Presidente de Latino Victory Project.

Mientras esperamos el siguiente paso de los Republicanos del Congreso, debemos señalar a quienes buscan revocar las medidas que mejorarán las vidas de millones de estadounidenses en vez de encontrar soluciones que beneficiarán a nuestra nación. Los latinos estamos observando a aquellos quienes están en contra de nuestra comunidad durante ésta lucha. Los latinos recordaremos a los Republicanos de la Cámara quienes fueron los primeros en aprobar éste proyecto de ley inaudito, al igual que a los Senadores Republicanos que continúan apoyando éste proyecto de ley y gastando dinero de los contribuyentes mientras argumentan su aprobación.

Sorpresivamente, dichos senadores representan a estados que cuentan con unas de las más grandes poblaciones latinas en el país, como Cory Gardner (CO), Mark Kirk (IL), Marco Rubio (FL), al igual que los senadores de Arizona y Texas.

Existe la posibilidad de que una cuarta ronda de votos se lleve a cabo esta semana, y a sólo tres semanas de que se venza el plazo para proveer de fondos al DHS para prevenir un cierre de la agencia de gobierno, parece que el partido Republicano le teme más a la posibilidad de que millones de latinos paguen impuestos y vivan fuera de las sombras que a proteger a nuestro país de enemigos que buscan hacernos daño. Es más, después de que concluyeron los últimos votos, Harry Reid, el líder de la minoría del Senado, dijo, “Parece que el Senado Republicano le teme más a los soñadores que a ISIL.”

El liderazgo Republicano de la Cámara y del Senado y los representantes y senadores Republicanos que votaron por este proyecto de ley han demostrado que no están al tanto de los electores. El suministro de fondos para el Departamento de Seguridad Interna se ha convertido en un tema político, pero nuestra seguridad nacional es demasiado importante para que se utilice para hacer declaraciones antiinmigrantes. La única manera de seguir adelante es si el Senado aprueba un proyecto de ley de fondos limpio y continua trabajando para encontrar soluciones bipartidistas y razonables en el tema de inmigración.

La voluntad del pueblo estadounidense es evidente, y la mayoría quiere que permanezcan las acciones ejecutivas del presidente Obama. Entonces ¿por qué se gastan tanto tiempo y dinero de los contribuyentes debatiendo los meritos de las acciones ejecutivas del presidente, las cuales permiten que millones de familias Latinas tengan acceso a la educación, la oportunidad de sobresalir y la habilidad de pagar su porción de impuestos?

Los estadounidenses estamos cansados de los miembros radicales del Congreso quienes se aferran a la reforma inmigratoria como un tema político, y los latinos estamos cansados de ser utilizados como piezas en un juego político que tiene el potencial de poner a nuestra nación en peligro. La única manera de salir de este caos y regresar a la tarea de administrar nuestro país es si se aprueba un proyecto de ley de fondos limpio durante los siguientes veinte días.

Cristóbal J. Alex, es Presidente de Latino Victory Project.