Derechos laborales: El paletero también merece un pago justo

El paletero es un personaje habitual en la mayoría de los barrios hispanos de Texas y del suroeste de Estados Unidos, especialmente durante los días de verano cuando el sol pega más fuerte. Tanto niños como adultos esperan ansiosamente el familiar sonido de sus campanillas o del timbre de su bicicleta, los cuales indican que un pedacito congelado de felicidad está en camino.

Un paletero recorre muchas millas bajo el sol empujando una pesada carretilla para vender paletas y otras delicias heladas. Es un trabajo duro. Algunos llegan a EE.UU. de la mano de empresas que les prometen trabajo por medio del programa H-2B de trabajadores transitorios (por temporadas) no inmigrantes en trabajos o servicios no agrícolas,* pero con frecuencia no se les paga lo que por ley merecen.

Orialli Daniel Jiménez dejó a su familia y a sus dos pequeñas en Hidalgo, México, para venir a EE.UU. como paletero bajo el programa H-2B. Lamentablemente, es uno de los 73 trabajadores a los que Oasis Paletería, su empleador en Austin, engañó.

Una investigación de la División de Horas y Salarios del Departamento de Trabajo descubrió que Orialli y a otros empleados recibían un promedio de $6 la hora, por debajo del salario mínimo federal, y significativamente menos que los $11.14 la hora acordados bajo la H-2B. Además, Oasis Paletería falsificó los registros de nóminas para dar la impresión de que estaba pagando lo prometido. Los trabajadores recibían cheques por $11.14 la hora pero después de cobrarlos el empleador los obligaba a devolver parte del dinero.

El Departamento de Trabajo se aseguraró un cheque de $325.000 para cubrir parte los salarios adeudados a los trabajadores justo antes de que el empleador escapara sin pagar la fianza al ser acusado de múltiples cargos por fraude de visados y correo. Orialli recibió más de $3.000.

El trabajador estaba emocionado el día que pasó por la oficina distrital de la División de Horas y Salarios en Austin a recoger su cheque. Entre otras cosas, dijo que le gustaría usar ese dinero para ayudar a su familia y para reparar su auto. Tan contento estaba que hasta llamó a su esposa para darle la gran noticia.

Estos días, la única campanilla que Orialli hace sonar es la de la entrada de su casa en Hidalgo, cuando llaman a la puerta y responde. Y los únicos niños que esperan ansiosos su llegada son sus dos preciosas hijas de 6 y 9 años. El mexicano ahora quiere comenzar su propio negocio de confección de uniformes escolares.

Si le inquietan las prácticas de pago de su compañía, o si usted es un empleador que quiere asegurarse de que está cumpliendo con la ley, obtenga más información en el sitio web de la División de Horas y Salarios o llamando al 1-866-4-US-WAGE (1-866-487-9243). También puede verificar si tiene salarios retroactivos esperándole como resultado de investigaciones acudiendo a la herramienta en línea Salarios adeudados a trabajadores.

Juan Rodriguez es especialista de información pública del departamento del Trabajo (DOL) en Dallas.

*El programa de trabajadores temporales extranjeros no agrícultores H-2B permite a los empleadores contratar temporalmente a trabajadores no inmigrantes para realizar trabajos no agrícolas o servicios en los Estados Unidos. El empleo debe ser de naturaleza temporal por un período de tiempo limitado y de ocurrencia única,  cada vez que surja la necesidad, de forma estacional, en períodos de pico de trabajo, o de forma intermitente. El 29 de abril de 2015, los departamentos de Trabajo y de Seguridad anunciaron una norma final provisoria para reinstaurar y mejorar el programa, y una norma final para establecer la metodología del salario predominante.