Piden responsabilizar a líderes demócratas de las cifras de deportación de Obama

En anticipación al debate de los aspirantes a candidatos presidenciales del partido demócrata que transmitirá Univision el miércoles desde Miami, la Red Nacional de Jornaleros (National Day Laborer Organizing Network, NDLON), expresó su postura frente a la cifra de deportaciones del presidente Barack Obama y pidió responsabilizar a los líderes del partido por la estrategia fallida en materia de inmigración.

"A medida que nos acercamos al próximo 'debate demócrata' debemos asegurarnos de responsabilizar a los líderes del Partido Demócrata de las 2,5 millones de deportaciones que han ocurrido durante la administración Obama y la maquinaria de deportación masiva que crece más audaz y más intransigente cada día", dijo Pablo Alvarado, director ejecutivo de NDLON. 

Se calcula que más de 4 millones de niños estadounidenses viven en un hogar en donde al menos uno de los padres es indocumentado.

Alvarado señaló que han quedado muy atrás los días en que "promesas vagas sobre una reforma amplia de inmigración eran suficientes para reunir votos. El próximo presidente debe hacer algo más que introducir propuestas legislativas hacia un Congreso disfuncional. El o ella deberán demostrar liderazgo real que responda a las realidades de más de 11 millones de indocumentados que ya subsidian la economía de Estados Unidos, pero están excluidos formalmente de la participación política e igualdad de derechos".

Liderazgo real significa que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) reconozca la humanidad y el derecho de permanencia de los trabajadores inmigrantes que ya son parte de Estados Unidos, independientemente de que tengan estatus legal o no. "Significa responsabilizar a ICE y al Departamento de Justicia por criminalizar a los activistas por los derechos de los trabajadores como Francisco Aguirre. Y, en 2016, significa asumir la responsabilidad de haber apoyado en el 2009 un golpe de estado en Honduras que ha tenido consecuencias trágicas para miles de refugiados y muchos más que han intentado quedarse y luchar, como Berta Cáceres", concluyó.

"A medida que nos acercamos al próximo 'debate demócrata' debemos asegurarnos de responsabilizar a los líderes del Partido Demócrata de las 2,5 millones de deportaciones que han ocurrido durante la administración Obama y la maquinaria de deportación masiva que crece más audaz y más intransigente cada día", dijo Pablo Alvarado, director ejecutivo de NDLON. 

Se calcula que más de 4 millones de niños estadounidenses viven en un hogar en donde al menos uno de los padres es indocumentado.

Alvarado señaló que han quedado muy atrás los días en que "promesas vagas sobre una reforma amplia de inmigración eran suficientes para reunir votos. El próximo presidente debe hacer algo más que introducir propuestas legislativas hacia un Congreso disfuncional. El o ella deberán demostrar liderazgo real que responda a las realidades de más de 11 millones de indocumentados que ya subsidian la economía de Estados Unidos, pero están excluidos formalmente de la participación política e igualdad de derechos".

Liderazgo real significa que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) reconozca la humanidad y el derecho de permanencia de los trabajadores inmigrantes que ya son parte de Estados Unidos, independientemente de que tengan estatus legal o no. "Significa responsabilizar a ICE y al Departamento de Justicia por criminalizar a los activistas por los derechos de los trabajadores como Francisco Aguirre. Y, en 2016, significa asumir la responsabilidad de haber apoyado en el 2009 un golpe de estado en Honduras que ha tenido consecuencias trágicas para miles de refugiados y muchos más que han intentado quedarse y luchar, como Berta Cáceres", concluyó.