Biden anuncia protecciones para indocumentados cónyuges de ciudadanos

Biden anuncia protecciones para cónyuges de ciudadanos y benificiarios de DACA

Demostración de activistas en Farmers Branch. Foto: Sandra Velázquez/Archivo

WASHINGTON -- El presidente Joe Biden anunció el martes nuevas protecciones para indocumentados casados ​​con ciudadanos estadounidenses y medidas para facilitar que los inmigrantes traídos ilegalmente en la infancia califiquen para una autorización de trabajo.

Los cónyuges indocumentados de ciudadanos estadounidenses deberán haber vivido en el país durante al menos 10 años para calificar para la protección. Los cónyuges calificados podrían solicitar la residencia permanente en un plazo de tres años y ser elegibles para un permiso de trabajo de tres años en el país. Las parejas deberán haber estado casadas y en el país durante 10 años antes del 17 de junio de 2024. Aproximadamente 500.000 personas en todo el país podrían ser elegibles.

Texas tiene alrededor de 1,6 millones de inmigrantes indocumentados viviendo dentro de sus fronteras, la segunda cifra más alta detrás de California.

NO TENER QUE SALIR. Los cónyuges indocumentados pueden solicitar la residencia permanente, pero a menudo deben abandonar el país para poder hacerlo. La acción ejecutiva les permitiría solicitarla permaneciendo en el país.

Las medidas también acelerarían las visas de trabajo para inmigrantes elegibles que llegaron cuando eran niños, los llamados "Dreamers", si tienen un título universitario estadounidense o una oferta de trabajo "altamente calificada".

La Casa Blanca prevé que las solicitudes se abran a principios de septiembre.

Lea este artículo en inglés en The Texas Tribune.

"Estas medidas muestran que la administración está comprometida a tomar medidas dentro de sus autoridades legales para asegurar nuestra frontera y garantizar que nuestro sistema de inmigración sea más justo y equitativo".

Aún así, continuó el funcionario, "seguimos convencidos de que sólo el Congreso puede proporcionar el personal, los recursos y los cambios de políticas adicionales que se necesitan para asegurar nuestra frontera.

Los demócratas elogiaron la acción del martes como un paso positivo hacia mantener unidas a las familias que navegan por el complicado proceso de naturalización.

"El presidente Biden ha utilizado de manera consistente sus poderes ejecutivos para crear vías legales adicionales para los inmigrantes, y el alegre anuncio de hoy ayudará a mantener unidas a muchas de estas familias estadounidenses de estatus mixto", dijo la representante federal Verónica Escobar en un comunicado. Escobar es copresidente nacional de la campaña de reelección de Biden e introdujo una legislación, la Ley de Familias Estadounidenses Unidas, que ofrecería protecciones similares para los cónyuges indocumentados de ciudadanos estadounidenses.

El anuncio se produce días después del 12º aniversario de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia del presidente Barack Obama, que otorgó a los inmigrantes que llegaron siendo niños un estatus protegido contra la deportación. Más de 95.000 beneficiarios de DACA viven en Texas, según los Servicios de Inmigración y Ciudadanía de Estados Unidos.

Biden anunció formalmente las protecciones en una ceremonia que conmemora el 12º aniversario de DACA el martes. El evento contó con la participación de legisladores, funcionarios locales y defensores, incluidos los representantes estadounidenses Sylvia García, demócrata de Houston y Escobar. El alcalde de San Antonio, Ron Nirenberg, y el alcalde de Laredo, Víctor Treviño, también estuvieron presentes, al igual que el sheriff del condado de Bexar, Javier Salazar.

"Es un principio estadounidense que debemos mantener unidas a las familias", dijo Biden. "Me niego a creer que para cerrar la frontera tengamos que dejar de ser estadounidenses".

La protección para los beneficiarios de DACA ha sido una prioridad para los demócratas de Texas desde que Biden asumió el cargo por primera vez en 2021. Los demócratas de Texas en el Congreso impulsaron la Ley Sueño y Promesa, que codificaría las protecciones para los inmigrantes que llegaron cuando eran niños. El proyecto de ley fue aprobado por la Cámara controlada por los demócratas a principios de 2021, pero no salió del Senado.

Los demócratas fronterizos a menudo se sentían frustrados con el liderazgo de su partido por no priorizar la inmigración en los primeros días de la administración Biden, cuando el partido controlaba ambas cámaras del Congreso. La Casa Blanca de Biden centró gran parte de su atención en ese momento en aprobar leyes que mejoren la infraestructura nacional y combatan el cambio climático. Se les dijo a los miembros que la frontera simplemente tendría que esperar.

Pero a medida que un número récord de cruces fronterizos abrumaba a las ciudades fronterizas, los republicanos convirtieron el tema en algo que los demócratas no podían ignorar. La frontera se ha convertido en la mayor prioridad entre los republicanos de Texas de cara a las elecciones presidenciales de noviembre.

Los cónyuges indocumentados de ciudadanos estadounidenses deberán haber vivido en el país durante al menos 10 años para calificar para la protección. Los cónyuges calificados podrían solicitar la residencia permanente en un plazo de tres años y ser elegibles para un permiso de trabajo de tres años en el país. Las parejas deberán haber estado casadas y en el país durante 10 años antes del 17 de junio de 2024. Aproximadamente 500.000 personas en todo el país podrían ser elegibles.

Texas tiene alrededor de 1,6 millones de inmigrantes indocumentados viviendo dentro de sus fronteras, la segunda cifra más alta detrás de California.

NO TENER QUE SALIR. Los cónyuges indocumentados pueden solicitar la residencia permanente, pero a menudo deben abandonar el país para poder hacerlo. La acción ejecutiva les permitiría solicitarla permaneciendo en el país.

Las medidas también acelerarían las visas de trabajo para inmigrantes elegibles que llegaron cuando eran niños, los llamados "Dreamers", si tienen un título universitario estadounidense o una oferta de trabajo "altamente calificada".

La Casa Blanca prevé que las solicitudes se abran a principios de septiembre.

Lea este artículo en inglés en The Texas Tribune.

"Estas medidas muestran que la administración está comprometida a tomar medidas dentro de sus autoridades legales para asegurar nuestra frontera y garantizar que nuestro sistema de inmigración sea más justo y equitativo".

Aún así, continuó el funcionario, "seguimos convencidos de que sólo el Congreso puede proporcionar el personal, los recursos y los cambios de políticas adicionales que se necesitan para asegurar nuestra frontera.

Los demócratas elogiaron la acción del martes como un paso positivo hacia mantener unidas a las familias que navegan por el complicado proceso de naturalización.

"El presidente Biden ha utilizado de manera consistente sus poderes ejecutivos para crear vías legales adicionales para los inmigrantes, y el alegre anuncio de hoy ayudará a mantener unidas a muchas de estas familias estadounidenses de estatus mixto", dijo la representante federal Verónica Escobar en un comunicado. Escobar es copresidente nacional de la campaña de reelección de Biden e introdujo una legislación, la Ley de Familias Estadounidenses Unidas, que ofrecería protecciones similares para los cónyuges indocumentados de ciudadanos estadounidenses.

El anuncio se produce días después del 12º aniversario de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia del presidente Barack Obama, que otorgó a los inmigrantes que llegaron siendo niños un estatus protegido contra la deportación. Más de 95.000 beneficiarios de DACA viven en Texas, según los Servicios de Inmigración y Ciudadanía de Estados Unidos.

Biden anunció formalmente las protecciones en una ceremonia que conmemora el 12º aniversario de DACA el martes. El evento contó con la participación de legisladores, funcionarios locales y defensores, incluidos los representantes estadounidenses Sylvia García, demócrata de Houston y Escobar. El alcalde de San Antonio, Ron Nirenberg, y el alcalde de Laredo, Víctor Treviño, también estuvieron presentes, al igual que el sheriff del condado de Bexar, Javier Salazar.

"Es un principio estadounidense que debemos mantener unidas a las familias", dijo Biden. "Me niego a creer que para cerrar la frontera tengamos que dejar de ser estadounidenses".

La protección para los beneficiarios de DACA ha sido una prioridad para los demócratas de Texas desde que Biden asumió el cargo por primera vez en 2021. Los demócratas de Texas en el Congreso impulsaron la Ley Sueño y Promesa, que codificaría las protecciones para los inmigrantes que llegaron cuando eran niños. El proyecto de ley fue aprobado por la Cámara controlada por los demócratas a principios de 2021, pero no salió del Senado.

Los demócratas fronterizos a menudo se sentían frustrados con el liderazgo de su partido por no priorizar la inmigración en los primeros días de la administración Biden, cuando el partido controlaba ambas cámaras del Congreso. La Casa Blanca de Biden centró gran parte de su atención en ese momento en aprobar leyes que mejoren la infraestructura nacional y combatan el cambio climático. Se les dijo a los miembros que la frontera simplemente tendría que esperar.

Pero a medida que un número récord de cruces fronterizos abrumaba a las ciudades fronterizas, los republicanos convirtieron el tema en algo que los demócratas no podían ignorar. La frontera se ha convertido en la mayor prioridad entre los republicanos de Texas de cara a las elecciones presidenciales de noviembre.