DACA "sobrevivió" y Biden propondrá un plan para regularizar a millones sin estatus legal

En el primer día de su administración, el presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, presentará un amplio plan de reforma migratoria que comprende una "legalización" con una larga vía a la ciudadanía para unos 11 millones de personas que viven en el país sin estatus legal, adelantaron fuentes allegadas al asunto a varios medios de comunicación nacionales.

El plan incluye aumentar el número de casos de asilo junto con un programa de vigilancia tecnológica para patrullar la frontera (Sur). A diferencia del borrador que se negociaba en el 2013, el cual proponía 13 años de espera antes de solicitar la ciudadanía, el de Biden lo acorta a 8 años, explicó Kamala Harris a Univision la semana pasada en una entrevista con Ilia Calderón.

Dallas

Bajo la propuesta, aquéllos que hayan estado en el país el 1 de enero de 2021 sin estatus legal tendrían la oportunidad de una vía para obtener una "tarjeta verde" o estatus legal temporal tras aprobar revisiones de no-antecedentes penales, pago de impuestos y otros requerimientos. Después, una espera de tres años para solicitar la ciudadanía.

Biden también prometió detener las deportaciones en lo que se implementan cambios a la apliación de la ley. Un reporte reciente indica que el gobierno saliente le heredará a la nueva administración 1.3 millones de casos de deportación pendientes en cortes de inmigración.

DREAMERS: Los llamados Dreamers o beneficiarios de DACA podrían acceder de forma "inmediata" a solicitar tarjetas de residencia, lo mismo que los trabajadores agrícolas y beneficiarios de TPS, de cumplir con ciertos requerimientos.

Domingo García, presidente nacional de LULAC le dijo al Washington Post que la propuesta de Biden sería "transformativa para millones de nuevos estadounidenses".

Harris, le dijo a Univision que Biden buscará que haya un consenso entre ambos partidos en el Congreso antes de sopesar una orden ejecutiva.

Durante su campaña como candidato a la presidencia, Biden admitió que Barack Obama fue demasiado lejos con sus agresivos número de deportaciones.

Héctor Sánchez, de Mi Familia Vota, consideró que el plan "el más progresista que he visto" de cualquier presidente.

CLAVES: En opinión de Frank Sharry, de America's Voice, "Biden ha dicho no al antiguo enfoque de una "reforma integral de inmigración", sí a la legalización para los 11 milones como la prioridad número uno; no al mantra de incrementar siempre la seguridad fronteriza y el control; sí a una administración inteligente de la frontera y un gobierno efectivo; no a la separación de los niños de sus padres, obligando a los refugiados a enfrentar condiciones peligrosas en México, y la encarcelación masiva de familias que buscan libertad; sí al alivio de las las raíces de los problemas en Centroamérica, a la ampliación de vías legales para la región, reglas justas de asilo para quienes llegan a la frontera, así como el aumento de los apoyos patra quienes siguen sus casos".

El grupo FWD.us, emitió la siguiente declaración un día antes del cambio de poder en Washington:

"En el último día completo de la administración Trump, la comunidad indocumentada está de fiesta ya que el programa de DACA sobrevivió a los imprudentes intentos de Trump y sus aliados antiinmigrantes para eliminarlo, además de crueles y diarios esfuerzos por separar a las familias inmigrantes. A pesar de sus acciones llenas de odio, DACA ha sobrevivido los últimos cuatro años bajo la protección de múltiples cortes a lo largo del país, incluyendo el Tribunal Supremo".

Biden también se comprometió a detener toda construcción del muro fronterizo; a crear un grupo de trabajo para reunir a los niños que han sido separados de sus familias y a detener el "veto musulmán".

El plan incluye aumentar el número de casos de asilo junto con un programa de vigilancia tecnológica para patrullar la frontera (Sur). A diferencia del borrador que se negociaba en el 2013, el cual proponía 13 años de espera antes de solicitar la ciudadanía, el de Biden lo acorta a 8 años, explicó Kamala Harris a Univision la semana pasada en una entrevista con Ilia Calderón.

Dallas

Bajo la propuesta, aquéllos que hayan estado en el país el 1 de enero de 2021 sin estatus legal tendrían la oportunidad de una vía para obtener una "tarjeta verde" o estatus legal temporal tras aprobar revisiones de no-antecedentes penales, pago de impuestos y otros requerimientos. Después, una espera de tres años para solicitar la ciudadanía.

Biden también prometió detener las deportaciones en lo que se implementan cambios a la apliación de la ley. Un reporte reciente indica que el gobierno saliente le heredará a la nueva administración 1.3 millones de casos de deportación pendientes en cortes de inmigración.

DREAMERS: Los llamados Dreamers o beneficiarios de DACA podrían acceder de forma "inmediata" a solicitar tarjetas de residencia, lo mismo que los trabajadores agrícolas y beneficiarios de TPS, de cumplir con ciertos requerimientos.

Domingo García, presidente nacional de LULAC le dijo al Washington Post que la propuesta de Biden sería "transformativa para millones de nuevos estadounidenses".

Harris, le dijo a Univision que Biden buscará que haya un consenso entre ambos partidos en el Congreso antes de sopesar una orden ejecutiva.

Durante su campaña como candidato a la presidencia, Biden admitió que Barack Obama fue demasiado lejos con sus agresivos número de deportaciones.

Héctor Sánchez, de Mi Familia Vota, consideró que el plan "el más progresista que he visto" de cualquier presidente.

CLAVES: En opinión de Frank Sharry, de America's Voice, "Biden ha dicho no al antiguo enfoque de una "reforma integral de inmigración", sí a la legalización para los 11 milones como la prioridad número uno; no al mantra de incrementar siempre la seguridad fronteriza y el control; sí a una administración inteligente de la frontera y un gobierno efectivo; no a la separación de los niños de sus padres, obligando a los refugiados a enfrentar condiciones peligrosas en México, y la encarcelación masiva de familias que buscan libertad; sí al alivio de las las raíces de los problemas en Centroamérica, a la ampliación de vías legales para la región, reglas justas de asilo para quienes llegan a la frontera, así como el aumento de los apoyos patra quienes siguen sus casos".

El grupo FWD.us, emitió la siguiente declaración un día antes del cambio de poder en Washington:

"En el último día completo de la administración Trump, la comunidad indocumentada está de fiesta ya que el programa de DACA sobrevivió a los imprudentes intentos de Trump y sus aliados antiinmigrantes para eliminarlo, además de crueles y diarios esfuerzos por separar a las familias inmigrantes. A pesar de sus acciones llenas de odio, DACA ha sobrevivido los últimos cuatro años bajo la protección de múltiples cortes a lo largo del país, incluyendo el Tribunal Supremo".

Biden también se comprometió a detener toda construcción del muro fronterizo; a crear un grupo de trabajo para reunir a los niños que han sido separados de sus familias y a detener el "veto musulmán".