Jeep Compass 2022: Sin perder su esencia tiene destellos de sofisticación

El nuevo y rediseñado Jeep Compass del 2022 no es el más lujoso, ni el más rápido, ni el más atractivo, pero sí es el mejor SUV por su dinero, y es un Jeep, sinónimo de rudeza y capaz de andar en todos los terrenos.

Lo más sorprendente es el precio de esta camioneta. En este mundo lleno de vehículos que tienden al alza, el Compass viene a recordarnos que no tenemos que empeñar el alma para manejar un auto de este tipo.

Comenzamos por el diseño del interior, en donde encontramos otra joya de dicha especialidad encabezada por Chris Benjamin. A pesar de que no soy fanático de las pantallas flotantes en el tablero, en esta ocasión la estética funciona, ya que se integra de una forma simétrica a todo el resto del interior y si sumamos que le pusieron Apple CarPlay y Android Auto inalámbricos, es perfección en todos sentidos.

Como mencionamos al inicio, no es la más rápida, tan solo tiene un motor de 4 cilindros en línea, de 2.4 litros que producen 177 caballos de fuerza; no es lo ideal, no vamos a conquistar el Sahara con esta potencia, pero para un uso moderado es suficiente, y el beneficio de tener un motor tan pequeño es el rendimiento de gasolina: 22 galones en la cuidad y 30 en carretera, no está mal para ser una camioneta todoterreno.

Probamos la versión Limited 4X4 que solo tenía un par de adicionales, la pintura metálica por $295 dólares y el paquete ‘sol y sonido’ por $2,195 dólares, que te agrega el quemacocos panorámico y sonido Premium de la marca Alpine. Para los que tenemos algunos años, Alpine es la marca de la nostalgia, en aquellos tiempos cuando teníamos que comprar un auto e inmediatamente cambiarle el estéreo.

Por lo demás, no hay nada que destacar, podemos decir que es una SUV mediana, con las capacidades de Jeep, puedes llevártela al campo, pero uno opina que es más un vehículo diseñado para un uso citadino, para alguien que la va a usar en asfalto, pero ocasionalmente la llevara al fango.

Como mencionamos, lo mejor es el precio. Con los adicionales mencionados el costo total es de $36,280 dólares, algo que es alcanzable para muchos, y tendrán un auto muy capaz, que además luce muy bien, con la aspereza que Jeep nos tiene acostumbrados pero que viene con destellos de sofisticación.

En conclusión, recomendamos ampliamente este automóvil, nos encanto su refinamiento sin perder su esencia Jeep, tiene un toque de SUV de lujo, pero sin perder las raíces, es una camioneta que sabe de donde viene, pero a su vez sabe quienes son los que la van a comprar, no ha perdido su valor ni intenta ser algo que no le va.

Lo más sorprendente es el precio de esta camioneta. En este mundo lleno de vehículos que tienden al alza, el Compass viene a recordarnos que no tenemos que empeñar el alma para manejar un auto de este tipo.

Comenzamos por el diseño del interior, en donde encontramos otra joya de dicha especialidad encabezada por Chris Benjamin. A pesar de que no soy fanático de las pantallas flotantes en el tablero, en esta ocasión la estética funciona, ya que se integra de una forma simétrica a todo el resto del interior y si sumamos que le pusieron Apple CarPlay y Android Auto inalámbricos, es perfección en todos sentidos.

Como mencionamos al inicio, no es la más rápida, tan solo tiene un motor de 4 cilindros en línea, de 2.4 litros que producen 177 caballos de fuerza; no es lo ideal, no vamos a conquistar el Sahara con esta potencia, pero para un uso moderado es suficiente, y el beneficio de tener un motor tan pequeño es el rendimiento de gasolina: 22 galones en la cuidad y 30 en carretera, no está mal para ser una camioneta todoterreno.

Probamos la versión Limited 4X4 que solo tenía un par de adicionales, la pintura metálica por $295 dólares y el paquete ‘sol y sonido’ por $2,195 dólares, que te agrega el quemacocos panorámico y sonido Premium de la marca Alpine. Para los que tenemos algunos años, Alpine es la marca de la nostalgia, en aquellos tiempos cuando teníamos que comprar un auto e inmediatamente cambiarle el estéreo.

Por lo demás, no hay nada que destacar, podemos decir que es una SUV mediana, con las capacidades de Jeep, puedes llevártela al campo, pero uno opina que es más un vehículo diseñado para un uso citadino, para alguien que la va a usar en asfalto, pero ocasionalmente la llevara al fango.

Como mencionamos, lo mejor es el precio. Con los adicionales mencionados el costo total es de $36,280 dólares, algo que es alcanzable para muchos, y tendrán un auto muy capaz, que además luce muy bien, con la aspereza que Jeep nos tiene acostumbrados pero que viene con destellos de sofisticación.

En conclusión, recomendamos ampliamente este automóvil, nos encanto su refinamiento sin perder su esencia Jeep, tiene un toque de SUV de lujo, pero sin perder las raíces, es una camioneta que sabe de donde viene, pero a su vez sabe quienes son los que la van a comprar, no ha perdido su valor ni intenta ser algo que no le va.