Otorgan fondos para atender a niños latinos sin seguro médico

CULVER CITY, Calif. -- La organización Didi Hirsch Mental Health Services recibió un apoyo de $50,000 de parte de Cedars-Sinai para ofrecer atención de salud mental a menores de edad traumatizados que han migrado recientemente a Estados Unidos y no tienen ningún otro lugar dónde recibir ayuda.

El aporte financiero permite que Didi Hirsch proporcione atención a los niños indocumentados que huyeron de México o de Centroamérica para escapar del abuso, de la violencia provocada por las pandillas y las drogas, y que ingresaron a Estados Unidos con apenas poco más que la dirección de algún padre o familiar.

Muchos de estos niños son menores de edad que vienen solos y que experimentaron traumas, maltrato físico o abuso sexual, hambre y otras dificultades al cruzar la frontera y ahora sufren depresión, ansiedad, trastorno de estrés postraumático y otras afecciones. De no recibir tratamiento, estos niños están en riesgo de padecer problemas de salud mental y física de por vida.

Didi Hirsch buscará referencias de escuelas, el Central American Resource Center (CARECEN, Centro de Recursos Centroamericano), que ofrece servicios legales de migración a un bajo costo y el Departamento de Servicios Infantiles y Familiares. Terapeutas bilingües ofrecerán servicios de terapia y apoyo para los niños y las personas encargadas de su cuidado en Didi Hirsch Metro, su clínica cerca del Parque MacArthur en Los Ángeles o en sus escuelas.

“Muchos niños que sobrevivieron a sus aterradores viajes desde México y Centroamérica mantienen sus traumas físicos y mentales en secreto debido al estigma y al miedo”, dice Carlos Garcia, Presidente de la Junta Directiva de Didi Hirsch Mental Health Services. “Gracias a la subvención de Cedars-Sinai, Didi Hirsch Mental Health Services puede ofrecer terapeutas que hablen español para que den atención a estos niños latinos que no cuentan con seguro de manera que puedan recibir el tratamiento que necesitan para sanar”.

Cedars-Sinai estableció su programa de subvención de salud mental en 2012 para apoyar a las organizaciones de salud mental sin fines de lucro que ofrecen atención directa a las comunidades desfavorecidas.

 

El aporte financiero permite que Didi Hirsch proporcione atención a los niños indocumentados que huyeron de México o de Centroamérica para escapar del abuso, de la violencia provocada por las pandillas y las drogas, y que ingresaron a Estados Unidos con apenas poco más que la dirección de algún padre o familiar.

Muchos de estos niños son menores de edad que vienen solos y que experimentaron traumas, maltrato físico o abuso sexual, hambre y otras dificultades al cruzar la frontera y ahora sufren depresión, ansiedad, trastorno de estrés postraumático y otras afecciones. De no recibir tratamiento, estos niños están en riesgo de padecer problemas de salud mental y física de por vida.

Didi Hirsch buscará referencias de escuelas, el Central American Resource Center (CARECEN, Centro de Recursos Centroamericano), que ofrece servicios legales de migración a un bajo costo y el Departamento de Servicios Infantiles y Familiares. Terapeutas bilingües ofrecerán servicios de terapia y apoyo para los niños y las personas encargadas de su cuidado en Didi Hirsch Metro, su clínica cerca del Parque MacArthur en Los Ángeles o en sus escuelas.

“Muchos niños que sobrevivieron a sus aterradores viajes desde México y Centroamérica mantienen sus traumas físicos y mentales en secreto debido al estigma y al miedo”, dice Carlos Garcia, Presidente de la Junta Directiva de Didi Hirsch Mental Health Services. “Gracias a la subvención de Cedars-Sinai, Didi Hirsch Mental Health Services puede ofrecer terapeutas que hablen español para que den atención a estos niños latinos que no cuentan con seguro de manera que puedan recibir el tratamiento que necesitan para sanar”.

Cedars-Sinai estableció su programa de subvención de salud mental en 2012 para apoyar a las organizaciones de salud mental sin fines de lucro que ofrecen atención directa a las comunidades desfavorecidas.