¿Sientes compulsión por textear y conducir a la vez? Una encuesta dice que...

DALLAS -- Si sientes que el sonido, pitido o zumbido de tu celular te produce una intensa ansiedad por responder, y te sorprendes atendiendo el teléfono sin pensarlo – incluso cuando estás conduciendo – debes saber que no eres el único. 

Una nueva encuesta comisionada por AT&T y el Dr. David Greenfield, fundador del Centro de Adicción al Internet y la Tecnología y Profesor Clínico Adjunto de Psiquiatría en la Escuela de Medicina de la Universidad de Connecticut, encontró que el doble de las personas que reportan adicción a los teléfonos celulares están mostrando comportamientos telefónicos compulsivos – con tres de cada cuatro personas admitiendo que observan sus teléfonos cuando están trás el volante.

“Revisamos nuestros teléfonos de manera compulsiva porque cada vez que recibimos una noticia vía texto, correo electrónico o redes sociales, experimentamos una elevación de dopamina, un neuroquímico en el cerebro que nos hace sentirnos felices”, dice el Dr. Greenfield. “Si ese deseo por una dosis de dopamina nos lleva a revisar nuestros teléfonos mientras manejamos, un simple texto puede resultar mortal”.

El estudio, llevado a cabo como parte de la campaña "Textear y Conducir… Puede Esperar", fue publicado porque AT&T está enfocado en ayudar a la gente a encontrar maneras de resistir la necesidad de textear y conducir en un momento tentador y potencialmente mortal.

LA RESPUESTA

La aplicación AT&T DriveMode ya está disponible para iPhone en la App Store – convirtiéndola en la primera aplicación para el iPhone ofrecida por un proveedor móvil que ayuda a reducir las distracciones tras el volante. La aplicación es fácil de usar. Silencia alertas de mensajes de textos entrantes, se activa automáticamente cuando se conduce a 15 MPH o más, y se desactiva poco después de que uno para. Cuando se activa, la aplicación automáticamente responde a mensajes de textos SMS y MMS dejándole saber al remitente que el recipiente esta manejando. También le permite a los padres con conductores jóvenes recibir un mensaje de texto si la aplicación es apagada.

La encuesta incluyó unas revelaciones alarmantes sobre como nuestra dependencia a nuestros teléfonos móviles puede llevarnos a usarlos cuando manejamos – incluso cuando sabemos que no deberíamos. 

Mientras el 90 por ciento dicen saber que textear y conducir es peligroso, muchos racionalizan su comportamiento de textear y conducir – una señal clásica de una adicción, de acuerdo con el Dr. Greenfield. Casi tres de cada diez dicen poder hacer fácilmente varias cosas a la vez, incluso mientras se conduce. “Sin embargo, muchos estudios objetivos demuestran que eso no es posible”, dice el Dr. Greenfield.


Para saber más sobre Puede Esperar, visite espanol.att.com/puedeesperar o www.ItCanWait.com en inglés.

Una nueva encuesta comisionada por AT&T y el Dr. David Greenfield, fundador del Centro de Adicción al Internet y la Tecnología y Profesor Clínico Adjunto de Psiquiatría en la Escuela de Medicina de la Universidad de Connecticut, encontró que el doble de las personas que reportan adicción a los teléfonos celulares están mostrando comportamientos telefónicos compulsivos – con tres de cada cuatro personas admitiendo que observan sus teléfonos cuando están trás el volante.

“Revisamos nuestros teléfonos de manera compulsiva porque cada vez que recibimos una noticia vía texto, correo electrónico o redes sociales, experimentamos una elevación de dopamina, un neuroquímico en el cerebro que nos hace sentirnos felices”, dice el Dr. Greenfield. “Si ese deseo por una dosis de dopamina nos lleva a revisar nuestros teléfonos mientras manejamos, un simple texto puede resultar mortal”.

El estudio, llevado a cabo como parte de la campaña "Textear y Conducir… Puede Esperar", fue publicado porque AT&T está enfocado en ayudar a la gente a encontrar maneras de resistir la necesidad de textear y conducir en un momento tentador y potencialmente mortal.

LA RESPUESTA

La aplicación AT&T DriveMode ya está disponible para iPhone en la App Store – convirtiéndola en la primera aplicación para el iPhone ofrecida por un proveedor móvil que ayuda a reducir las distracciones tras el volante. La aplicación es fácil de usar. Silencia alertas de mensajes de textos entrantes, se activa automáticamente cuando se conduce a 15 MPH o más, y se desactiva poco después de que uno para. Cuando se activa, la aplicación automáticamente responde a mensajes de textos SMS y MMS dejándole saber al remitente que el recipiente esta manejando. También le permite a los padres con conductores jóvenes recibir un mensaje de texto si la aplicación es apagada.

La encuesta incluyó unas revelaciones alarmantes sobre como nuestra dependencia a nuestros teléfonos móviles puede llevarnos a usarlos cuando manejamos – incluso cuando sabemos que no deberíamos. 

Mientras el 90 por ciento dicen saber que textear y conducir es peligroso, muchos racionalizan su comportamiento de textear y conducir – una señal clásica de una adicción, de acuerdo con el Dr. Greenfield. Casi tres de cada diez dicen poder hacer fácilmente varias cosas a la vez, incluso mientras se conduce. “Sin embargo, muchos estudios objetivos demuestran que eso no es posible”, dice el Dr. Greenfield.


Para saber más sobre Puede Esperar, visite espanol.att.com/puedeesperar o www.ItCanWait.com en inglés.